A todos nos ha pasado alguna vez sentir que algo nos ha entrado en el ojo, es una sensación muy molesta y por eso la reacción más habitual es actuar de manera brusca, llevándonos las manos a los ojos. Sin embargo, en estos casos lo mejor es no perder la calma y seguir estos consejos.

Es mejor no tocarse los ojos. Aunque es una reacción instintiva, lo cierto es que puede empeorar el problema debido a dos razones. Porque si hay un cuerpo extraño o un problema, como una úlcera en la córnea., al frotarnos los ojos o presionarlos podemos agravar la situación. Y si no hay nada importante, lo único que conseguiremos será activar la liberación de histamina, haciendo que nos pique el ojo.

Lo primero que tienes que hacer es lavarte las manos para evitar que la suciedad provoque irritaciones en tus ojos. Una vez limpias las manos, puedes utilizar lágrima artificial, ya que cuando algo entra en el ojo, éste empieza a segregar lágrima con el objetivo de expulsarlo fuera, al añadir esta, favorecerás la expulsión del cuerpo extraño. Algunas sustancias de limpieza pueden tener reacciones químicas peligrosas con el agua. Si este es el caso, no uses lágrima artificial y acude directamente a un centro sanitario. También puedes utilizar toallitas especiales para la limpieza de los ojos.

Si la molestia no cede o va en aumento, es recomendable acudir a un especialista de la visión, quien te prescribirá el tratamiento adecuado en cada caso.

Por último, si crees que la molestia se debe a algo grave porque has manejado sustancias peligrosas sin la debida protección, tapa el ojo con una gasa y acude a un centro de salud lo antes posible.

molestias en el ojo - 1