La mayoría de las veces nos cuesta decidirnos por unas gafas graduadas. Nos resulta difícil cambiar la imagen a la que estamos acostumbrados y están acostumbrados. Por eso, cuando el pensamiento de cambiar de gafas comienza a rondarnos por la cabeza la labor puede resultar ardua, ¿el motivo? Entran en juego infinidad de factores: colores que sean más o menos arriesgados, que no pese y lo más importante, que el modelo elegido se adapte a tus facciones y a tu personalidad. El caso, es que existe una gafa para cada rostro y para cada momento y estado de ánimo. Al igual que ocurre con la ropa, el pelo… no todos los días nos ponemos lo mismo y no todos lo días nos apetece ir de colores oscuro o con el mismo peinado. Sin embargo, en el terreno gafa pasamos la mayor parte del día con ella y varios años.

Déjate llevar, disfruta probándote múltiples modelos, colores, materiales y rompe los esquemas en nuestro universo de La Gafería.

Metalizadas de colores y redondas - 1

Metalizadas de colores y redondas - 2