¿Quién no se frota los ojos alguna vez? Pocas personas pueden contestar con un no rotundo. La inmensa mayoría de las personas se frotan los ojos habitualmente, quizá sin darse cuenta, pero muchos siendo plenamente conscientes. Por diversos motivos, por sueño, al despertar, porque se nos mete algo en el ojo, por picor, fatiga ocular, etc…
Existe un gran desconocimiento del peligro que esto conlleva, podemos afirmar que frotarse los ojos es malo para nuestra salud ocular. Y aquí van las razones:

Frotarse los ojos es perjudicial-3Riesgo de lesión ocular. Es muy probable que nos frotemos los ojos porque se nos ha metido una particula de polvo o arenilla en el ojo. En este caso lo último que debemos hacer es intentar sacarla frotando pues es muy peligroso y nos podemos hacer alguna erosión en la cornea o los tejidos del ojo. Lo mejor es que lo elimine la propia lágrima o ayudarnos de suero fisiológico.

Riesgo de infección. El hecho de llevarnos las manos a los ojos en cualquier momento hace que transportemos gran cantidad de bacterias y esto aumenta el riesgo de sufrir infección ocular como la conjuntivitis o problemas en los párpados como la blefaritis o el orzuelo.

Posible alteración en la córnea. Muchos estudios médicos concluyen que el hecho de frotarse los ojos con mucha frecuencia puede llegar a adelgazar el espesor corneal y deformarlo y esto puede desembocar en graves alteraciones como el queratocono, deteriorando seriamente la visión.

Aparición de ojeras. Al frotarnos los ojos es posible que se rompan los pequeños vasos sanguineos de los párpados y alrededores, produciendo bolsas y ojeras en la piel que dan aspecto de cansancio y envejecimiento.

Si sientes los ojos cansados o irritados en lugar de frotarlos utiliza lágrima artificial para aliviar ese malestar. También puedes masajear los ojos con cuidado y sin apretar con las manos bien limpias.

Frotarse los ojos es perjudicial-2