Un mantenimiento adecuado y una higiene responsable e impecable son indispensables para que evitar molestias, infecciones o intolerancias a las lentes de contacto. Ya que la semana pasada os contamos cómo comenzar con su adaptación https://www.lagaferia.com/puedo-utilizar-lentes-de-contacto/ ,esta hablaremos sobre cómo ha de ser su mantenimiento, algo muy importante.

Os contamos unas pautas generales que debes seguir día a día, tus lentillas y sobre todo tus ojos lo agradecerán.

¿Como limpiar las lentes de contacto correctamente?

Lávate bien las manos antes de ponerte, quitarte o manipular las lentes de contacto. Sécatelas bien con una toalla limpia sin pelusas.

Después de cada uso, lava bien las lentes con un producto limpiador específico. Frota suavemente con la yema del dedo índice ambas superficies de la lente, colocándola en la palma de la mano. De esta manera, eliminarás los residuos que se hayan podido acumular durante el uso.

Llena cada compartimento del estuche con líquido limpiador hasta cubrir la lente. El proceso de desinfección depende de cada tipo de lente y es fundamental para eliminar los gérmenes y bacterias.

Cuando vayas a ponértelas, sácalas del estuche con la yema de los dedos y enjuágalas bien con un producto específico. Desecha el líquido del estuche para volver a cambiarlo la próxima vez y acláralo bien.

No olvides…

  • Respetar siempre la fecha de reposición de tus lentes de contacto.
  • Conservar las lentes en estuches especialmente diseñados para ello.
  • Renovar los estuches cada 3 meses como máximo.
  • Utilizar productos de mantenimiento recomendados por tu óptico-optometrista. Nunca utilices agua para limpiar o conservar.
  • Ponerte las lentillas antes de maquillarte y quítatelas antes de desmaquillarte.
  • Consultar a tu óptico si sientes molestias, enrojecimiento, visión borrosa, lagrimeo, etc…

Ya sabes, no te juegues un rechazo de tus lentillas y sigue todos los consejos. https://coopervision.es/nuevos-usuarios/cuidado-mantenimiento-lentillas