Como hemos dicho muchas veces, sólo tenemos dos ojos para toda la vida, ¿Dedicas tiempo suficiente a cuidarlos? Hoy compartimos unos consejos básicos elaborados por el oftalmólogo británico Alexander Ionides:
1.- Conoce tu historia familiar. La prevención es clave para abordar los problemas visuales. Investiga si tus padres, abuelos y demás antepasados han tenido algún problema de visión o patología ocular.
2.- Cuida tus ojos en casa. En tu tiempo libre, cuando más relajado estás es muy común el uso de televisión, ordenador, tablet o móvil…Debes atender a si en estos momentos experimentas cansancio o fatiga ocular, dolores de cabeza, visión borrosa…Si es así, tienes que descansar la vista. Un método muy bueno es seguir la regla 20/20/20: mirar un objeto a 20 pies (6m), durante 20 segundos, cada 20 minutos.
3.- ¿Te molesta el sol en la calle? La gafas de sol son necesarias para mantener alejada de los ojos la radiación UV, no solo en el verano, si no durante todo el año.
4.- Si eres fumador, déjalo. Todo el mundo sabe que el tabaco afecta gravemente a los pulmones, pero muy poca gente es consciente de que también tiene un impacto negativo en la salud visual. Existe un fuerte vínculo entre el tabaquismo y la aparición de DMAE y cataratas.
5.- Cuida tus ojos en el trabajo. La mayoría de nosotros, hoy en día, trabajamos delante de una pantalla. Para preservar la salud visual debemos comprobar que estamos sentados de una manera adecuada, que debemos seguir la regla 20/20/20 y que si tenemos gafas, estas tienen que llevar anti-reflejante.
6.- Mantén hábitos saludables. Controlar tu peso te ayudará a prevenir enfermedades como la retinopatía diabética, la hipertensión intracraneal idiopática o la enfermedad ocular tiroidea.
7.- Dieta saludable. Los alimentos ricos en luteína ayudan a retrasar la aparición de cataratas y DMAE. Los ácidos grasos omega-3 reducen la probabilidad de padecer ojo seco.
8.- Practica ejercicio. Diversos estudios han demostrado que un estilo de vida sedentario aumenta el riesgo de padecer glaucoma y que hacer deporte reduce notablemente las probabilidades de desarrollar DMAE.
9.- Bebe con moderación. Como bien sabemos, abusar del alcohol es malo para la salud en general pero, además, puede acabar dañando el nervio óptico.
10.- Revisiones oftalmológicas. Acudir al oftalmólogo y al óptico-optometrista con regularidad es la mejor manera de controlar y prevenir cualquier problema relacionado con la salud visual.

10 Consejos para tu salud visual - 1