Las lentes de contacto son productos sanitarios que están en contacto directo con nuestro cuerpo. Por lo tanto pueden ser foco de infecciones, reacciones alérgicas, etc. Para su correcta utilización y para evitar la aparición de problemas de salud derivados, deberemos hacer un correcto uso y mantenimiento de las mismas.

Mantenimiento lentes de contacto - 3D OFPM 300mL crtns btl WE5 backsideManipule sus lentes con suavidad. Si se le rompe o rasga alguna lente, deséchela. El uso de lentillas rotas puede tener importantes consecuencias para su cornea.
Procure no tocar sus lentes con las uñas pues pueden romperlas y además son un importante foco de microorganismos.
Nunca comparta sus lentes de contacto. Se pueden contagiar enfermedades y la adaptación es específica para cada ojo de cada persona.
Nunca limpie sus lentes de contacto con agua del grifo. El agua corriente puede llevar patógenos y bacterias que pueden causar infecciones.
Nunca se meta las lentes de contacto en la boca. En la boca habitan diversas bacterias que pueden ocasionarnos problemas en los ojos.
Utilice una dosis nueva de solución de limpieza cada vez que guarda las lentes en el estuche.
Cambie los estuches cada 2-3 meses aproximadamente.

Mantenimiento lentes de contacto - AoseptLa limpieza una de las herramientas más importantes de las que disponemos para todo tipo de problemas en nuestras lentes de contacto. Los objetivos de toda solución de mantenimiento son desinfectar, eliminar y evitar los depósitos de material residual de la lágrima que puedan quedar en la lentilla y conservar la lente húmeda y en perfectas condiciones para su siguiente uso. Para ello existen dos tipos principales de soluciones de mantenimiento:

La solución única: Es un mix que incluye un jabón para limpiar la lente, desinfectantes que eliminan microorganismos, lubricantes que mejoran el confort a la hora de llevarlas puestas y humectantes para que se mantengan en un correcto estado de hidratación.
Peróxidos: Utilizan un peróxido (como el agua oxigenada) para eliminar la suciedad y los microorganismos. Son los más eficaces, pero tienen el problema de que para utilizarlos hay que utilizar una solución neutralizante que elimine el peróxido. Si no se elimina pueden producirse lesiones dolorosas y daños en la córnea.

El uso de una buena solución de mantenimiento es vital para el correcto bienestar de nuestros ojos como portadores de lentes de contactos. Los productos “low cost” pueden producir irritaciones y desencadenar alergias. Confíe en su óptico, siempre le ofrecerá lo mejor para usted y su salud.