En nuestra vida moderna es cada vez más habitual pasar largos periodos de tiempo sentados delante de un ordenador, utilizando tablets, smartphones y otros dispositivos electrónicos. Esto exige de nosotros un esfuerzo a nivel visual y postural que si no sabemos gestionar correctamente puede derivar en ciertos problemas a nivel de todo el cuerpo y especialmente en el sistema visual.

Pare evitar problemas como ojos irritados, cansancio, etc., debemos mantener una postura correcta.

Higiene Postural - clave contra la fatiga visual - 2

Evolutivamente tenemos el sistema visual de un cazador, preparado para ver de lejos, con la vista en el horizonte. No tenemos un sistema pensado para estar sentados 10 horas diarias delante de una pantalla. Por ello debemos respetar nuestras necesidades y descansar. ¿Cómo realizar estos descansos? Muy fácil: mirar lejos (al menos a seis metros) durante 20 segundos cada 20 minutos de trabajo. Si podemos, utilizar lágrima artificial para mantener un correcto estado de hidratación y tener la pantalla ligeramente por debajo de la línea de los ojos y si es necesario, levantarnos y dar un paseito.

Higiene Postural - clave contra la fatiga visual - 3Debemos intentar siempre que podamos, realizar acciones de trabajo con el ordenador y no con el móvil, ya que la distancia de trabajo con el móvil es menor y el esfuerzo necesario para poder enfocar es mayor.

Debemos evitar la costumbre, sobre todo en los más jóvenes, de colocar el ordenador en las rodillas mientras estudian, ven una película o navegan por Internet. En los más pequeños es necesario además enseñarles a utilizar todos estos dispositivos de forma correcta y utilizar distancias de trabajo adecuadas. La distancia de lectura debe ser de unos 40 cm. Si vemos que nuestro hijo no es capaz de trabajar cómodo a esa distancia o que instintivamente se acerca demasiado al papel, puede ser signo de una miopía no diagnosticada, pero ya ampliaremos esto en próximos capítulos.