Todas las mujeres saben que sus cuerpos sufrirán determinados cambios durante el embarazo, pero seguramente pocas sean conscientes de que su visión puede verse alterada por cambios que también se producen en los ojos.
Los síntomas habituales durante el periodo de gestación son un incremento en el volumen sanguíneo, fluctuación en el nivel hormonal, retención de líquidos y variaciones en la presión arterial. Todos estos cambios es posible que también puedan afectar a la visión. ¿De qué manera?

–Pueden aparecer síntomas de ojo seco o irritación ocular.
–Sensación de visión borrosa o doble ocasional.
–Pequeñas alteraciones de la forma de la córnea por retención de líquidos que pueden afectar a la calidad visual.
–Aparición de manchas en el campo de visión o “moscas volantes”.

El embarazo afecta a la visión - 1La mayoría de estas alteraciones visuales son temporales pero si duran varias horas y van acompañadas de otros síntomas puede que haya algún otro problema subyacente como la diabetes gestacional, preeclampsia o hipertensión arterial. En esta situación en necesario acudir a revisión tan pronto como sea posible.

Os contamos algún consejillo para mantener vuestros ojos sanos durante el embarazo:

Para reducir las molestias de ojo seco se pueden utilizar lágrimas artificiales, siempre recomendadas por un especialista. Si utilizas lentes de contacto reduce el tiempo de uso y utiliza más las gafas. Y muy importante, parpadea con frecuencia, más si estás delante de dispositivos digitales.
Si notas los ojos hinchados viene muy bien aplicar compresas frias.
En caso de miopías medias y altas es necesario tener especial cuidado y llevar un seguimiento más exhaustivo de nuestra visión, incluso del fondo de ojo.
Ojo con la toxoplasmosis, pues puede afectar a la visión provocando pérdidas de campo visual irreversibles. Aún que ya la hayas pasado no lo descuides.
Incrementa las revisiones durante el periodo del embarazo sobre todo si padeces de diabetes o tensión ocular alta e informe a su oftalmólogo del embarazo, ya que si está tomando alguna medicación, es posible que haya que cambiarla.
Si estás embarazada, ¡enhorabuena! Y si notas alguno de estos síntomas no dudes en acudir a cualquiera de nuestras ópticas para asesorarte, pero lo más importante es que tu médico lleve un seguimiento exhaustivo de tu embarazo.

El embarazo afecta a la visión - 2